Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

4.0875 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 4.09 (40 Votos)

La cuenca del Besaya ha sido siempre, históricamente, la principal vía de comunicación entre la costa cántabra y la meseta castellana. Por ella discurría la vía romana que, desde Pisoraca (actual Herrera de Pisuerga), se internaba en Cantabria, pasaba por Julióbriga (actual Retortillo, cerca de Reinosa, donde se conservan ruinas de la ciudad romana) y bajaba hasta la costa de Portus Blendium (actual Suances)

De esta calzada se ha conservado en la cuenca del Besaya un excelente tramo enlosado de unos 5 kms. de longitud, ubicado entre las localidades de Pie de Concha y Somoconcha y que fue utilizado hasta el siglo XVIII, en que se construyó el camino real desde Santander a Reinosa y Castilla que discurre por las Hoces de Bárcena.

Duración: 2 - 3 horas
Dificultad: Fácil

Para llegar a Barcena de Pie de Concha o a Pesquera, puntos de inicio y final del recorrido, se recomienda coger el tren que va de Santander a Valladolid de la RENFE y tiene paradas en ambos pueblos, o bien el tren Santander-Reinosa que tiene una salida cada dos horas. El precio del billete de ida es 4,05 € a Barcena de Pie de Concha, o 5,15 € a Pesquera (año 2015)

Comentario de la ruta:

La calzada remonta un desnivel de unos 400 metros con una pendiente constante que no supera el 10%. El recorrido está empedrado en su mayor parte, si bien en algún sector ha sido sepultado por una pista de tierra.

La ruta la comenzamos en la estación de Barcena de Pie de Concha. Salimos de la estación y nos dirigimos a mano derecha hacia el pueblo de Pujayo, hasta alcanzar el pueblo de Pie de Concha, distante un kilometro aproximadamente. Una vez llegado allí, seguimos hasta las últimas casas del pueblo, donde al inicio de la calzada, un camino que sube a la izquierda, hay un cartel que nos informa detalladamente de la misma.

Comenzamos a ascender por este camino, nada más pasar por otro letrero que nos indica la historia de la calzada romana y nos describe el camino que vamos a recorrer, y pronto empezamos a pisar el viejo enlosado, medio cubierto por la vegetación por lo que conviene ir con cuidado. La calzada pasa junto a dos casas y bordea un pinar. Cuando llegamos junto a la cabaña, tenemos ya una bonita vista sobre los pueblos de Pie de Concha, Cobeju y Bárcena.

Inicio de la Calzada Romana
Inicio de la Calzada Romana

Poco después, la calzada desemboca en una pista de tierra. Subimos por ella a la izquierda, pasamos sobre el ferrocaril por un puente, y volvemos a encontrar la calzada empedrada, que asciende paralela a la pista. Al llegar a un abrevadero, la pista sepulta de nuevo el empedrado y llegamos a Mediaconcha, pequeña aldea que constituye un enclave perteneciente al municipio de Molledo.

Calzada romana
Calzada romana

Junto a la iglesia de Mediaconcha, tomamos de nuevo la vieja calzada, que asciende por medio de un bosque, entre avellanos, castaños y cajigas. Este es el tramo más bonito de la excursión, pese a que la vegetación nos oculta las vistas. Finalmente, el empedrado se acaba y terminamos siguiendo el camino que nos lleva hasta la aldea de Somaconcha, situada en un collado que es el punto más elevado de la ruta. Este diminuto pueblo conserva una antigua iglesia que ha sido recientemente restaurada, contrastando con el abandono de la de Mediaconcha.

Desde Somaconcha, ya por una carretera, pasamos el collado y bajamos rápidamente hacia el pueblo de Pesquera, lugar donde podemos coger el tren de vuelta a Santander.

Teléfonos de interés:

Feve Santander: 942 209 522 / 942 209 566
Renfe Santander: 902 320 320 / 942 018 213. Objetos perdidos: 942 018 270
Renfe Torelavega: 942 882 196
Cruz Roja Torrelavega : 942 890 908
Cruz Roja Cabezón de la Sal: 942 702 365

Otras rutas de interés:

Artículos relacionados

Buscador