Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

4.35 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 4.35 (10 Votos)

Parafraseando a la famosa canción de Jorge Sepúlveda, en esta ruta vamos a darnos un paseo por Santander y disfrutando de las preciosas vistas de la bahía de Santander que se obtienen desde varios puntos de la ciudad.

Duración: 2 horas, 3 horas si se coge la lancha
Dificultad: Fácil

Descripción de la ruta:

La ruta la comenzamos en el edificio de Correos, junto a la catedral de Santander. Tras cruzar a los Jardines de Pereda y visitar el monumento a Pereda, cruzamos por un semáforo a la derecha a la grúa de Piedra, donde veremos a la derecha de la grúa las obras para la construcción del nuevo Centro de Arte Botín.

Continuamos nuestro camino hasta el palacete del Embarcadero, donde podemos coger una lancha de Los Reginas que nos llevará hasta Pedreña y Somo y nos permitirá disfrutar de unas increíbles vistas de Santander desde la bahía (1 hora ida y vuelta si no nos bajamos ni en Somo ni en Pedreña).

Si el tiempo acompaña yo sin embargo recomiendo bajarse en Somo y dar una vuelta por el paseo marítimo y la playa de Somo, para luego volver al embarcadero y coger la lancha de vuelta a Santander.

El paseo por Somo no nos llevará más de una hora y nos permitirá disfrutar de unas espectaculares vistas de Santander y la zona del Sardinero y el faro de Cabo Mayor.

Al llegar a Santander, continuaremos nuestro camino yendo hacia el Club Marítimo y Puertochico, pasando antes por el monumento a los Raqueros y a José Hierro, poeta muy vinculado a Santander. Al llegar a Castelar, subiremos por la cuesta del Gas hasta el paseo de Reina Victoria, desde donde disfrutaremos de una bellas vistas de la bahía de Santander, la Cordillera Cántabrica e incluso Picos de Europa en días despejados. Otra opción que tenemos es acércanos a la Duna de Zaera y el Dique de Gamazo y disfrutar de las preciosas vistas que nos ofrece esta duna artificial para luego subir por la Plaza del Mar al paseo de Reina Victoria y realizar lo indicado anteriormente.

Paseo de Pereda desde la grua de Piedra
Paseo de Pereda desde la grua de Piedra

Tras pasar por la bajada de la playa de los Peligros, terminamos nuestra caminata al llegar a la Península de la Magdalena. En el centro de la Avenida de Reina Victoria nos encontraremos con el monumento a Jorge Sepúlveda, mirando al mar como dice su célebre canción.

Otras rutas y sitios de interés cercanos:

Artículos relacionados

Buscador