Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

4.3829787234043 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 4.38 (47 Votos)

Vamos a realizar una ruta por alguna de las zonas más desconocidas, y no por ello menos bellas, de Cantabria. Las malas comunicaciones hasta hace pocos años han hecho que esta zona se mantenga alejada de presiones urbanísticas y turísticas, manteniendo por ello en perfecto estado de conservación un paisaje bellísimo.

Comentario de la ruta:

La ruta comienza en Santander, partiendo en dirección Bilbao por la autopista A-8. Antes de pasar Laredo, saldremos de la autopista por Colindres hacia la Nacional N-629 dirección Burgos hasta Ampuero, donde cogeremos una carretera recien asfaltada que nos llevará tras recorrer 4 kilómetros aproximadamente hasta el santuario de la Bien Aparecida, patrona de Cantabria.

Volviendo a descender por este camino, continuamos nuestra ruta por la N-629 hasta Ramales de la Victoria, lugar donde se celebró la famosa batalla de Guardamino en la cual el general liberal Espartero derrotó al ejército carlista del general Maroto.

Esta comarca del Alto Asón es conocida internacionalmente por la calidad y cantidad de sus cuevas en la que existen unas 4000 cavidades catalogadas, de entre más de 9000 que existen en Cantabria, ubicándose algunos de los sistemas subterráneos más grandes de la región. Son famosas por sus yacimientos arqueológicos y sus pinturas prehistóricas cuevas como Covalanas, Cullalvera, El Mirón o La Haza.

Al poco de salir de Ramales cogeremos la carretera CA-256 en dirección al valle de Soba, que nos llevará por los pueblos de la Veguilla y Gándara, donde pararemos para contemplar las cascadas del río Gándara desde un mirador recientemente construido. Seguimos la carretera y a unos 2 kilómetros llegamos al portillo de la Sía, donde nos dirigiremos por la carretera CA-265 hacia el collado del Asón, desde cuyo mirador podremos observar una gran vista del valle del Asón y la preciosa cascada del Asón, nacimiento del río y que merece la pena visitar sobre todo en época primaveral y de deshielo.

Mirador del Collado del Asón
Mirador del Collado del Asón

Si seguimos por esta carretera, llegaremos a Arredondo, y subiendo el puerto de Alisas llegaremos al mirador de la cima donde tendremos una preciosa vista de toda la costa y la zona oriental de Cantabria. Tras descender el puerto de Alisas, cogeremos en La Cavada un desvío a la izquierda, por el arco de Carlos III, que nos llevará a Liérganes, donde terminaremos el día tomando una merecida merienda y dando un paseo por este bello pueblo, declarado Conjunto Histórico Artístico.

Otras rutas y sitios de interés cercanos:

Buscador