Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

4.1538461538462 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 4.15 (13 Votos)

Se trata sin duda de una de las subidas más duras que se pueden realizar en bicicleta en Cantabria. No hace mucho el ex ciclista profesional Angel Arroyo (2º en el Tour de Francia entre otros méritos) la comparaba con el mítico Mortirolo italiano y está considerado en la Vuelta a España como de Categoría Especial, con rampas que llegan al 20%.

Duración: 3-4 horas.

Dificultad: Alta

Comentario de la ruta:

Aunque la distancia recorrida no es muy grande (44 kms. ida y vuelta desde Santander), conviene tomarse como un calentamiento los primeros kilometros, porque si no a la vuelta se puede pagar muy caro.

Si partimos de Santander, debemos tomar la carretera nacional Santander - Burgos. Una vez pasado Carrefour de Peñacastillo y a la altura de Muriedas tomar una desviación hacia la izquierda que nos lleva hacia el Astillero.

Una vez allí, salimos a la antigua carretera Santander - Bilbao y a unos 14 kms. de Santander ( en la recta de Heras, antes de llegar al pueblo) un cartel indicador nos desviará hacia la derecha ( 8 kms. desde Solares siguiendo la antigua Bilbao-Santander). Aquí es donde comienza la diversión :-) Los 3 primeros kilómetros conviene tomarlos con calma, no en vano el desnivel medio está en torno al 10 % . Conviene llevar un ritmo en el que no vayamos muy forzados porque todavía falta mucha subida y los porcentajes más duros. A los 3 kms comienza un falso llano con una ligera tendencia a la bajada que apenas dura 500 metros y en el que conviene si se puede estirar un poco las piernas. A partir de aquí "sólo" quedan aproximadamente 2 kilómetros y medio hasta la cima.

Las rampas vuelven a ser al principio de un 10% pero quedando más o menos un kilómetro para llegar a nuestro objetivo las cuestas se empinan una barbaridad. Aproximadamente en la rampa más pindia (empinada) tenemos un 22% de desnivel , o eso es lo que marcaba antiguamente la carretera. Algún alma caritativa se ha encargado últimamente de quitar los carteles de desnivel, debe ser que para que la gente no se asuste demasiado. Una vez pasada esta rampa, que apenas dura 200 metros pero que se hacen eternos, ya queda nada más que medio kilómetro hasta la cima con una pendiente media del 8%.

Rampa del 22%
Rampa del 22%

Al llegar a la cima disfrutar de la vista pues en un día despejado se observa toda la Bahía de Santander y todos los valles de alrededor, e incluso se pueden llegar a ver los Picos de Europa. La vuelta a casa la realizaremos por el mismo recorrido que hemos realizado anteriormente.

Mirador de Peña Cabarga
Mirador de Peña Cabarga

Por último, dar una serie de consejos para los que nunca hayan subido Peña Cabarga en bicicleta y les haya picado el gusanillo:

  • Como podréis observar, las pendientes de la carretera son muy fuertes y hay que ir muy bien preparado para poder afrontarlas.
  • No hacer locuras, si no se llega en buenas condiciones al descansillo es mejor volverse para casa e intentarlo otro día en el que vayamos más preparados.
  • Llevar suficiente agua, pues no hay fuentes en la subida. En el descansillo hay un bar pero no está abierto todo el año.
  • Cuidado con la bajada de Peña Cabarga, la bici se lanza mucho y el piso no está para realizar excesivas florituras. Sobre todo extremar las precauciones en la zona de bosque, pues hay zonas a las que no las da el sol y la carretera tiene algo de musgo.
  • Es preferible ir con bicicleta de montaña que con bicicleta de corredor para afrontar la subida si se dispone de una. Aunque no digo que sea imposible subir con una bicicleta de corredor, la bicicleta de montaña te permite llevar un ritmo menos fuerte y en definitiva llegar más entero a las rampas más duras.

Otras rutas y sitios de interés cercanos:

Artículos relacionados

Buscador